FEDERICI NUEVAMENTE DISTINGUIDA POR EL SELLO DEL BUEN DISEÑO ARGENTINO

Federici Amoblamientos
Comentarios desactivados en FEDERICI NUEVAMENTE DISTINGUIDA POR EL SELLO DEL BUEN DISEÑO ARGENTINO

En esta oportunidad, la distinción que otorga el Ministerio de Producción de la Nación es para 50/50, una colección de productos co-creada junto al prestigioso diseñador Cristian Mohaded en el marco del Proyecto Pymes D 2018.

La colección se destaca por la versatilidad de sus piezas, gracias a que los productos que la integran son componibles, no modulables. Porta una presencia distinguida por su efecto visual, con posibilidades de modificarse y adaptarse a espacios diversos y con una contención de elementos muy particular. 

“La idea rectora fue la de trabajar productos nómades que complementen e intervengan la vivienda moderna de una forma más activa y provocadora visualmente, acompañando con flexibilidad situaciones de uso múltiples y cambiantes que hoy están desplazando a los espacios estáticos tradicionales.”, explica Mohaded.

La experiencia de creación fué muy enriquecedora para la empresa, “50/50 genera gratas sensaciones y transmite la fuerte impronta del diseñador. A la vez es simple e imaginable por su adaptabilidad a ambientes existentes y abarca un amplio rango de edades”, señala Eliana Mosca, arquitecta de Federici.

El producto será parte de la nueva Línea Design que la empresa desarolla desde hace dos años junto a otros diseñadores, y a la que se continúan sumando productos. “Design nació con la premisa de elevar la marca a su faceta más creativa, como complemento a la producción habitual de la empresa, y también para futuras exportaciones y ventas a través de e-commerce.”, explica César Federici, socio gerente.

 

 

 

SOBRE 50/50

La constante dualidad entre lo abierto y lo cerrado, lo vacío y lo lleno, lo oculto y lo visible, es el eje conceptual que permite una diversidad de productos componibles que actúan como biombos visualmente versátiles, más que como contenedores cerrados de guardado.

La colección, pensada como equipamiento complementario para cocina/comedor, se diferencia de los equipos de mobiliario tradicionales por su deconstrucción en dos partes principales. Por un lado, una estructura perimetralmente cerrada, armada en materiales y terminaciones como la melamina y/o el mdf, que deja partes o espacios sin completar, abiertos y visibles. Por el otro, estos espacios son ocupados por una serie de piezas secundarias, de materiales alternativos, representadas por módulos de tres o cuatro dimensiones fijas, construidos en chapa perforada, mdf o madera maciza, y que ocupan esos espacios sin cerrarlos, aportando una interacción visual con la estructura principal.


Este sistema de guardado se opone a los equipamientos tradicionales, que funcionan desde una lógica visual hermética y materialmente homogénea. La transparencia y ligereza se logra por el quiebre que generan estas piezas secundarias en la estructura general del mueble.